miércoles, 16 de julio de 2008

Acabo de dejar este coment...

... en el blog de la ministra de Igualdad, Bibiana Aido, al hilo de su post sobre el teléfono para hombres.

"Las conductas sexistas son lesivas hacia la autoestima no sólo del que las sufre, sino también del que las promueve, porque sólo desde la inseguridad se puede entender el intentar lograr seguridad mediante la dominación de otro.

Un teléfono no basta, marcar dos géneros a través de un lenguaje que hasta ahora fue neutro me parece absurdo... Creo que la clave, como siempre se indica, está en la educación. La educación como equipo de protección individual: no sólo para protegernos, prevenir y detectar a tiempo posibles peligros, sino también para saber cómo proteger al otro o cómo no vulnerar sus derechos.

Tal vez deberían ser obligatorias clases específicas para favorecer la autoestima y aprender a respetar la de los demás, garantizando, de este modo, sus libertades. Y estas clases, desde luego, no deben ceñirse al periodo de escolarización, sino que nos atañen a todos, a niños y mayores, de cualquier edad. Porque de poco sirve que desde la escuela se muestre un posible modelo a seguir (aprender a partir de una oferta de conocimiento tal que permita al individuo elegir el válido, es decir, convencer y no adoctrinar) si el niño (género neutro), al llegar a casa, al parque, al cine, a donde sea, ve la desigualdad real diaria.

Para lograrlo es preciso no sólo el compromiso de un ministerio, sino que es imprescindible el compromiso convencido de todos y, por el momento, no existe. Se organizan charlas, simposios... y la asistencia no es ni mucho menos la esperable. ¿Sabemos ya tanto que no nos hace falta escuchar, seguir formándonos? Yo creo que no. A esta sociedad le faltan ganas. Le falta ímpetu para crecer".

4 comentarios:

Veca dijo...

Siempre tan reinvindicativa!!

Está muy bien lo que has escrito, a ver si te contesta :P

Benjuí dijo...

Te contestarán con un escrito de agradecimiento perfectamente redactado...
Las ideas criptomachistas están por todas partes, incluidas las mentes de nosotras, las mujeres.
Desgraciadamente.

Markesa Merteuil dijo...

Pues... empiezo a dudarlo, la verdad. Y lo digo porque ayer aún figuraba, según el Firefox, mi comentario como pendiente de ser moderado. Es decir, aún no lo habían eliminado ni publicado. Y hoy ya ni siquiera figura así. Pero... aquí lo podemos leer todos. De todos modos, esperaré un poquito antes de preguntar: ¿es tal vez políticamente incorrecto?

Markesa Merteuil dijo...

Me retracto. Ya aparece. Y digo ya por decir algo... ;)