lunes, 4 de junio de 2018

Eyvi Ágreda




Una mujer mas es asesinada en el mundo.

Este mundo donde ya empezamos a ser solo un número mas, para las listas de las encuestas, porque a los de nuestro alrededor no les importamos absolutamente nada.

 Siempre tenemos una excusa para mirar hacia otro lado, nuestra cobardía va por delante de nuestro deber, no solo como ciudadanos de socorrer a alguien que está en apuros, sino como personas humanas , porque cualquier día puede sucederle a alguien de nuestra familia, y "nos encontraremos con la horma de nuestro zapato".

Eyvi  Ágreda tenia 22 años, toda la vida por delante y un estúpido asesino  llamado Carlos Javier Hualpa, decidió que si ella no quería estar con el iba a matarla...y lo pensó y lo preparó y lo hizo.


Sucedió en una gran ciudad como es Lima y en el precioso distrito de “Miraflores”, donde hay una población de mas de 90.000 habitantes.


Eyvi estaba en un ómnibus con mas personas dentro, ¿ Que les sucedió a las personas de alrededor, incluido el chofer, para ser incapaces de hacer algo por ella?.

Todavía  hay personas que creen que los hombres tienen todo el derecho del mundo para hacer con nosotras lo que les de la gana, es la única forma de entender,  como  al menos 10 personas son  incapaces de mover un dedo cuando ven que un hombre increpa a una mujer, saca de su mochila  una botella con gasolina, rocié a la mujer con ella, prenda fuego en mas del 60% de su cuerpo…¡¡ Y nadie se ha movido del sitio!!

Según cuenta la noticia otras 9 personas sufrieron  lesiones y quemaduras, además de Eyvi.

¿Era un autobús de ciegos sordos y mudos?


  Creo que había que empezar a plantearse si los “mirones” deben tener una penalización por “falta de auxilio”.

¿No está tipificada una infracción por  la omisión del deber de socorro en todo el mundo? 

Los gobiernos del mundo, deberían preocuparse mas de educar a la ciudadanía en igualdad que en enriquecer sus bolsillos, cobrar esos grandes sueldos, cualquier día la asesinada puede ser su hija o su mujer o su hermana, o  el asesino de mujeres puede ser cualquier hombre de su entorno.



Si no nos damos prisa en desaprender lo que hemos aprendido tan mal, vendrá la siguiente generación mas violenta, y esto no habrá quien lo pare.

La poca conciencia del machismo y la falta de formación de las personas que forman partes de las  propias instituciones, hace que se hagan afirmaciones tan machistas y erróneas con  la opinión de un parlamentario que atribuye el incremento de la violencia contra mujeres y menores a "personas con trastornos psicológicos y psiquiátricos".
Nada mas lejos de la realidad.


 Está comprobado que es un “regalo envenenedado” del patriarcado, que nos indica en cada acción, en cada momento consciente e inconscientemente que los hombres están por encima de  las mujeres,  que las mujeres blancas están por encima de las negras, y que las negras están por encima de las que tienen alguna capacidad diferente.

El patriarcado es un caldo de cultivo para el machismo y el machismo mata.

Esta mala construcción de la sociedad, hay que aprender a deconstruirla  y construirla de nuevo, para ello no nos queda mas remedio que iniciar un nuevo camino a la educación en igualdad.

Cada persona es única en si misma y todas somos una en conjunto, o así debería de ser y nuestros esfuerzos deben de estar unidos para que ninguna personas sea oprimida por otra.


Estas son la cifras de la ONU :

Se estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia sexual por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida. Sin embargo, algunos estudios nacionales demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres han experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida.
 
En España  el 53% de las muertes violentas de mujeres, han sido a manos de sus parejas o ex parejas.
 



El análisis de las estadísticas oficiales de violencia concluyó que "la cifra de 2016 señala un cambio en la tendencia, pues la tasa aumenta ligeramente por encima de la registrada en 2013, pero implica un promedio de 7,5 asesinatos de mujeres por día".



No nos basta que Jorge Muñoz, alcalde de Miraflores “repudie el acto”, queremos protocolos, leyes y educación feminista. Es hora de que los hombres dejen de decir y decidir por nosotras, somos suficientemente validas ( tanto como ellos) para hacerlo por nosotras mismas.

…y si hace falta enseñarles como se hace.







lunes, 5 de febrero de 2018

AMPLIANDO CRITERIOS



El Consejo general del poder judicial, es el  organismo constitucional, colegiado, autónomo formado por juristas y jueces que realiza funciones de gobierno del Poder Judicial con el fin de garantizar la independencia de los jueces en el ejercicio de la función judicial frente a todos.

Esto sonaría genial, si verdaderamente fuera así, pero por desgracia ya hemos visto que no es ni autónomo ni independiente, y mucho menos que garantice algo frente a todos…siempre depende de que todos.

Pero hoy escribo para felicitarle porque por fin, se han decidido a ampliar el criterio de violencia de genero.

Todo delito ejercido sobre una mujer como consecuencia de una dominación machistas, será considerado violencia de genero.

 
Se realizarán estudios de los asesinatos y de las sentencias de los delitos de hombres a mujeres, por el hecho de serlo y se reflejarán en las estadísticas las denuncias y los casos de trata, violencia psicológica, acosos por razón de genero, mutilación genital femenina, matrimonios forzados, etc.

No he visto nada sobre las personas Transexuales que deberían estar incluidas , porque sigue pareciendo que la violencia de genero solo es para las personas heterosexuales o Cisgénero.

Supongo que el caso de Diana Quer, ha sido una pilar importante, para ampliar la ley, porque ella fue  agredida y asesinada por ser mujer.




Recordemos que en España, se denuncia una violación cada ocho horas.

Con este incremento en la lista, las estadísticas nos dejaran a todas sin parpadear del gran miedo que nos entrará en el cuerpo, pero serán mas reales que en la actualidad.

 A decir verdad, a nosotras nos importa mas que se busquen medidas de actuación ,  para que de una vez por todas los hombres se bajen de ese pedestal machista que les ha puesto el patriarcado  y entiendan la importancia de la igualdad, para ellos y para nosotras.

Habrá que comenzar por los propios jueces, en formarlos en estas materias de igualdad, machismo, patriarcado, feminismo, diversidad sexual o roles, que a muchos les genera dudas y confusión.

Mientras no eduquemos en igualdad, mientras el poder sea mas importante que la justicia, las cifras seguirán aumentando y nosotras tendremos cada vez mas miedo.



-->

miércoles, 3 de enero de 2018

NO MURIERON, LAS ASESINARON





Las cifras de la violencia machista, siguen siendo alucinantes, y seguimos sin ser consecuentes con este grave problema que tiene la sociedad.



Nos hemos acostumbrado, no nos inmuta demasiado que este año en España hallan asesinado a una mujer por semana.


La insensibilidad del mundo en el que vivo a veces me da miedo, tanto como de niña me daba miedo ese “hombre del saco” .

Nunca fue “la mujer del saco”, ya sabíamos cual era el sitio de cada cual.

Cada vez las victimas de violencia machista son mas jóvenes, hemos ido empeorando en la educación, en vez de enseñarles  a nuestra juventud igualdad les hemos educado en el machismo, sino, no se explica como niñas y jóvenes  siguen pensando que controlar el móvil es amor, que decirte que no te pongas minifalda, es amor y otra serie de actuaciones.


 El joven machista, también inconsciente de que lo es, considera seguro de si mismo, que su “chica” debe de dejarle la clave del móvil, enseñarle su diario  o no vestirse sexy para que la miren otros “porque por eso es su chica” y  va creciendo en un concepto equivocado, en el que sus prioridades y privilegios están por encima de las prioridades y privilegios de las mujeres.

Sin saber que ese amor machista, son las rejas que pondrá al amor verdadero.


Hablamos solo de violencia machista, que es la que está clasificada entre parejas, novias, esposas ó ex.

No hablemos de otro tipo de violencia hacia las mujeres que ejercen los hombres porque ese capitulo también es incomprensible en una sociedad del siglo XXI. Todas las mujeres hemos sido violentadas de alguna forma a lo largo de nuestra vida, tanto las que tienen 90 años como las que tienen 24.

Sigo sin estar de acuerdo en que “nos tapen” las caras de estos hombres, que después de asesinar se esconden debajo de su abrigo, detrás del policía, o  sea pixelada su cara en los medios de comunicación, es una falta de respeto a la víctima y un trato de favor que no se merecen.

Entiendo que se haga cuando son “presuntos”, pero una vez que sean juzgados como asesinos, deberíamos poder conocer sus caras para que otras mujeres no caigan en sus garras.

Porque no olvidemos que hablamos de asesinos de mujeres.

Repasemos solo del mes de Enero:

El primer detenido por  asesinato del  2017, tenia 20 años y vivía en Madrid, apuñaló a Matilde que era su pareja.

También en Madrid “ se cayó por el balcón”  una mujer de 24 años se llamaba Estefania, su pareja ya tenia una orden de alejamiento de otra mujer.

Un hombre en Almería degolló a  Toñi era su pareja, y tenia 33 años.

En Navarra , Blanca  de 48 años fue estrangulada.

En Madrid, María Ángeles de  79 años murió en manos de su pareja que la asfixió.

En Orense  el marido de Virginia la acuchilló, ella tenia 55 años.

 En Toledo el marido de una mujer de 40 años, la asesino con arma de fuego.


Es hora de que las ciudadanas y ciudadanos que creemos que esto tiene que terminar, hagamos algo mas que manifestarnos.

La violencia machista es la floración de un campo bien abonado por la desigualdad, por lo tanto lo primero que debemos que hacer es educar en igualdad, recordar  que todas las personas tenemos los mismos derechos y deberes  y merecemos la misma justicia tanto mujeres como  hombres.


Hemos visto en varias ocasiones, que la violencia machista,  no tiene edad, que no depende de la  posición económica, ni de la cultural.

 Depende de si eres hombre o eres mujer.


Eduquemos en igualdad a  todas las personas que trabajan en Servicios sociales, Servicios públicos, sanidad, sepe, inem etc. tienen que estar en contacto directo con mujeres que llegan muy heridas de situaciones de violencia y no saben explicarse, o buscar un empleo o contar lo que les sucede a otra persona, con lagunas, con desorden de fechas y situaciones que deberíamos ser capaces de detectar y ayudar.


Educación feminista , es decir en igualdad, en los colegios, para nuestras hijas e  hijos y para los padres y madres , para el profesorado, y todo el personal del colegio o el instituto, para que el trato entre ellos y ellas sirva de ejemplo al alumnado.


Educación de igualdad en los trabajos para los empleados, para los jefes y para los sindicalistas, que ninguna mujer se sienta violentada solo por el echo de ser mujer.

¿Y que decir del gobierno?

Todas aquellas personas que quieran trabajar en política, que menos que tener conocimientos de igualdad entre los seres humanos, para que no sean la vergüenza del mundo.



Las personas que trabajan en justicia, deben de inspirar confianza, sin embargo inspiran miedo.


Las victimas de violencia machista no puede ser victimizadas y  temblar de miedo, cuando van a declarar, cuando hablan con la abogada, con la policía, o con  la jueza,  por el temor a ser ridiculizada  ó a la incomprensión.




Y por supuesto un gran castigo para esta plaga de asesinos de mujeres.


Y sus caras bien visibles, como lo que son: Asesinos de los que hay que apartarse.








-->

martes, 1 de agosto de 2017

GUIA PARA ANDAR POR CASA




No es verdad, que por ser chica, tengas mas obligaciones en casa,  que un chico. Comparte con tus hermanos   todas las cosas de casa, que benefician a las personas que conviven en ella, poner la lavadora, limpiar el baño, poner la mesa etc. Porque todas las personas debemos aprender a ser autónomos. Tu mamá tiene el mismo derecho que tu papá a comer sentada. Tu papá tiene la misma obligación que tu mamá de traer el vaso que falta, servir la comida o fregar los platos.

A tu hermano el mas pequeño, lo puede cuidar tu hermano mayor, además de aprender, le ayudará por si de mayor quiere ser padre.

Cocinar no es sólo tarea de mujeres, como sabes hay grandes cocineros que un día se pusieron el delantal en casa, con sus hermanos y su papá.

Coser un botón, limpiar la habitación, planchar una camisa, también deben aprenderlo los hombres. No les prives de esa oportunidad.

Tus tiempos de ocio,  estudio, lecturas... son tan importantes como los de tu papá y tu hermano, si se les olvida recuérdaselo con mucho cariño.

Es fundamental para el desarrollo de la sensibilidad de los hombres, que se ocupen del cuidado de las personas mayores y de los bebés de la familia.

Los fines de semana son días de descanso, para todas las personas de la familia.

No hay trabajos caseros «masculinos». Si tu hermano comparte todas las tareas caseras, tú también, puedes arreglar un grifo, subir a unas escaleras, arreglar un cable, etc.




Compartir responsabilidades y trabajos no es ¿preguntar que hago? No permitas que tu papá y tus hermanos te «ayuden» o te pregunten muy dispuestos.

Tú colabora también, en las tareas de casa, siempre que compartas todo, con las personas que convives. No es una obligación que tienes por ser chica, sino una necesidad, para que tú y las demás personas tengáis una buena calidad de vida.



Si los hombres de tu casa,  no quieren ser autónomos para resolver sus necesidades como coser un  botón, hacer  la cama, las compras..., entonces y decide tú, ser autónoma y no estar a su servicio.


Si tu papá o hermano, pone la mesa, friega los platos, limpia el baño, un día aislado, no es obligado mostrarle admiración o darle las gracias, ni ha cumplido para el resto de la semana. A no ser que hagas lo mismo, con tu mamá y tus hermanas.

Las vacaciones lo son para toda la familia ¡A ver cómo os lo montáis! para que no sea solo mamá quien cocine, lave, compre... durante este tiempo.

Rompe esa costumbre familiar de decir de ti que eres una «hormiguita» o muy «empollona». Suele ser más bien, porque eres responsable, inteligente, quieres elegir tú misma tu futuro... Con frecuencia las "bromitas" familiares, riéndose de ciertas partes de tu cuerpo, llegan a ser pesadas y molestas. 

¡No las consientas! Tienes derecho a exigir un respeto a tu cuerpo.

 Cultiva el sentido del humor en familia, inventando y permitiendo bromas, que hagan reír  a todos y no hieran a nadie. 

...y no olvides que el machismo, mata.

Fuente:Instituto andaluz de la mujer

Con la colaboración de María José Urruzola.