sábado, 28 de febrero de 2009

Gritar



Como cada noche acosté a los niños y me dispuse a irme a trabajar, entraba a las 11 de la noche, limpiaba en la redacción de un periódico, mis compañeras sentían algo de reparo de andar solas por esas oficinas llenas de papeles, historias de asesinatos, accidentes, ordenadores encendidos y ninguna persona mas que el vigilante que apenas lo veíamos en toda la noche.

Sin embargo yo allí era feliz, para mi salir de casa aunque fuese a trabajar era una liberación y entre esos papeles me sentía muy bien, es mas gastaba bromas a mis compañeras y les daba algún “sustillo” del cual me decían de todo y yo me reía.

A las 7 de la mañana terminaba nuestra jornada y había que volver a casa, siempre era el mismo pensamiento:

-Dios mió que no se hayan despertado todavía los niños, dame tiempo a que llegue a casa…

Al entrar y respirar el silencio me relajaba, pero solo lo justo, levantaba a los niños y los preparaba para ir al cole, siempre se repetía la misma historia:

-Es que no eres capaz de controlar a tus hijos, siempre igual, aquí no duerme ni Dios porque a los niños no les sale de los co¨¨nes dejar dormir a nadie, venga ayúdame a levantarme.
-Espera un minuto que termino de vestir a los niños y te ayudo enseguida, “no chilléis que no se moleste papá, en cuanto lo deje en la silla de ruedas nos vamos al cole”
-Claro yo el inútil, el ultimo mono de la casa, como ya no traigo dinero ya no tengo derecho a nada, anda llévate la botella de los meaos que no sirves mas que para eso.
-Mamá
-¿Que mi amor?
-¿Porque te dice papa esas cosas, por que no nos quiere?
-No digas eso mi vida, papa si nos quiere y mucho, solo que le duelen las piernas, pero tu no te preocupes que veras como si nosotros lo queremos mucho el dejara de decir esas cosas y todo volverá a ser como antes, tenemos que ayudarlo a que se cure y tu eres un hombrecito ya y me vas a ayudar, ¿verdad?
-Si mamá, pero yo no quiero verte llorar mas, vamonos solos y que lo curen los médicos.
-No mi amor no podemos dejarlo solo, el necesita que lo queramos mucho.
-Quieres dejar de cuchichear y levantarme de una p…vez.
-Si, ya voy, tomate la leche mientras levanto a papa y no chilles mi amor, cuando salgamos a la calle chillamos los dos juntos, ¿vale?
-Si mamá, chillaremos mucho.
-¡¡Hombre ya se digno la señora a aparecer!! Siempre igual contigo, venga y ojo con hacerme daño en las piernas que te llevas una ostia.
-No te preocupes no te haré daño, agarrate a mi cuello.
-¿No te da miedo? Estarías en mis manos podría acabar contigo.
-Pues hazlo, pero asegúrate de que no respire cuando acabes de apretar, mas daño que el que me estas haciendo ten por seguro que no me harías, me das donde mas me duele, pero ten claro que el día que vuelvas a andar te quedaras solo.
-Vete ya, abandóname como a un perro, pero ni se te ocurra llevarte a la pequeña.
-¿Me gustaría saber porque haces esto?, ¿porqué nos tratas así?
-Porque os lo merecéis y déjate de jilipolleces y lárgate, a ver lo que tardas en volver que ahora mismo vienen los inútiles estos de la ambulancia.

El cole esta algo retirado y me viene genial respirar aire puro, el de mi casa esta muy viciado.
-Mamá, ¿chillamos?
-Espera mi vida, en llegar al campo lo hacemos, se podría asustar la gente si nos oye chillar.

El grito nos sale a la de tres… ¡¡¡Dios!!!

Mi niño, de donde le ha podido salir, es un grito de su alma, ese grito no es de un niño, lo abrazo y a los dos se nos saltan las lagrimas, le doy mil besos y le limpio esa carita de ángel, no es justo que un niño tan pequeño pase esto, doy gracias que la niña es muy pequeñita y no se entera de nada, por lo menos eso pido.
Los mayores me pidieron irse con su padre, ya que no soportaban verme sufrir así y no poder hacer nada, lo comprendí, no era justo obligarles a vivir algo que no les correspondía, ojala hubiese podido sacar también a los pequeños…
Estuve durante 6 meses durmiendo 2 horas diarias el tiempo que el estaba en rehabilitación, que lastima de los niños/as que venían a traerlo y a llevarlo, no creo que ningún ser humano se merezca tanto insulto, tienen el cielo ganado.

La gota que colmo el vaso ocurrió una noche cuando empezó a insultarme, mis hijos mayores estaban conmigo de fin de semana, el ya andaba con muletas y los muletazos volaban, voló uno que mi hijo el mayor paro, lo agarro del cuello y ahí fue donde di por terminada esa historia, saque a mis 5 hijos de mi casa a las 11 de la noche y me fui con ellos a comisaría, de allí nos llevaron al hospital para reconocerlos a todos, incluida yo, puse denuncia por malos tratos y lo sacaron de mi casa.

¡¡Yo respire, por fin se acabo todo!!

21 comentarios:

DianNa_ dijo...

Os dejo besos a todos... Gracias por ser y estar :)

estela dijo...

Terrible historia, pero con un final muy feliz y valiente.

un beso.

€_r_i_K dijo...

Vaya!!!!
Tremenda historia, espero que la valentía siga con toda su fuerza....

Abrazos sentidos....

Blas de Lezo dijo...

Mil besos a gritos frente a tanta sinrazon.

Blas

Alijodos dijo...

una historia tremenda real como la vida misma mar. pero esta vez con un finalfeliz...besos mar

Alicia dijo...

nadie debe permitir que le maltraten de ninguna manera. Ni consentir por pena la vejación.
Muy valiente abandonando a ese desgraciado desagradecido.
Saludos cacafuti.

Silencio dijo...

Porque no me callo ni bajo el agua, porque me siento identificada en cada post que publicas y aunque nunca hago comentarios te sigo con el mimo cariño que tu sigues mi blog te he djado en mi otro blog http://silencio-secreto.blogspot.com/ un regalo.
Espero que te guste, besitos
Esther

estoy_viva dijo...

Tengo un amigo que conoce muy bien estos dramas ya que esta en la policia y siempre me dice que los que colma el vaso y la paciencia es cuando se revuelven los malos tratos hacia sus hijos es cuando una mujer saca fuerzas las ultimas para decir...hasta aqui llego...y se anima a denunciar...
Precioso Mar espero que sirva para aquellas mujeres o hombres que reciben malos tratos...que pueden salir de ese infierno, por el bien de ellas y de sus hijos, que merecen tener otra vida mucho mejor.
Con cariño
Mari

daalla dijo...

Hace falta valor para hacer lo que hizo esa mujer. Lo sé de primera mano.
Saludos.

Mar dijo...

Gracias a todos, daalla, esa mujer soy yo misma...

Besitossssssssssssss

Balovega dijo...

Me has dejado sin palabras, que historia más tremenda y que fuerza la de esa mujer.

Un saludo

María Laura dijo...

EL ABUSO, ES QUE NUNCA ACABA?

ENCIMA QUE NECESITA AYUDA, SE DA EL LUJO DE JODERLE LA VIDA A LOS QUE SE LA PROPORCIONAN,

UN ASCO.

QUERÍA DECIRTE QUE EN MI BLOG, TIENES UN REGALITO.
PASA A RECOGERLO,

BESITOS.

Virtuality dijo...

Hola desde vymo te otorgamos un premio, pasa y recogelo. Un saludo

http://vymo.blogspot.com/2009/03/concurso-olha-que-blog-maneiro.html

Mar dijo...

Muchas gracias por los premios, pero como ya sabeis en este blog solo colaboro, aun asi muchas graciassss me los llevo todos a mi blog, con el permiso de markesa claro jajajaja

Besitossssssssssss

guillermo elt dijo...

Terrible, y no hay manera de pararlo, por lo menos por parte de las instituciones.

La llave la tenemos en las familias y desgraciadamente... bueno, para que hablar.

Digo: Terrible.

Besicos.

Silvia dijo...

hola!muy buen post..valiente y fuerte tu historia...mujer entera...la protagonista..besos.
silvia cloud

HiStOrIeTaS dijo...

Ola Mar, no me conoces mucho, pero soy Tatiana, Historietas, jeje, me escribistes un comentario en la rosa y la espada, quería decirte que jamás en mi vida he leido algo tan maravilloso, aparte de las cronicas de Narnia que me fascinan jejeje, weno si tienes tiempo por favor pasate por mi blogger, un beso, y por cierto, me recuerdas a alguien

Sandra dijo...

Uff que historia, me da gusto que hayan decidido poner punto final, nadie merece ser maltratado en forma alguna, ni psicológica o fisicamente.

Besos!

Markesa Merteuil dijo...

Con Mar ya lo hablé en privado. No sé por qué muchas mujeres extendemos nuestro instinto maternal hasta nuestras parejas y nos creemos responsables de ellas. La pareja tiene que tener un equilibrio y debe basar su longevidad en la igualdad y en el respeto. Una vez que este se pierde, cesa el compromiso, por tanto no somos responsables de favorecer el bienestar de aquél que no nos considera.

En cuanto a los premios, es que yo juraría que son para ti, Mar. El blog tiene como premio a todos los que algún día se han acercado a leerlo, a comentarlo o a postear en él. El premio sois todos vosotros que creéis en la posibilidad de una sociedad de iguales y sin violencia.

Un beso a todos.

Drea dijo...

Qué fuerte Qué lástima.

Kim Basinguer dijo...

La mejor decisión que tomaste.A muchas nos tenian que dar la medalla al valor.