miércoles, 4 de marzo de 2009

Aprendí...



Sigo recordando cosas y esta no es muy agradable de contar pero para llegar al fondo tengo que hacerlo.
Hace 7 años un grave accidente con un camión y alcohol por medio hizo cambiar mi vida...

Yo pase por una situación de desamor con mi ex, a la cual ya le había puesto fecha de fin.
Al día siguiente tuvo un accidente muy grave, y seguí a su lado, esa fecha se aplazó por causas del destino, o porque yo quise que se aplazara, ya que podría haber dejado que lo cuidara su familia.

Deje a mis hijos en manos de mi hermana y no me moví de su lado, mi hermana tenia 3 niños mas los 5 míos eran 8. Gracias tata.

En los 7 años que siguieron al accidente mi vida se convirtió en algo tan... (No se como llamarlo, pero no se lo deseo a nadie) se quedo en silla de ruedas sin saber si volvería ha andar, pretendía hacerme creer que yo tuve la culpa.

Durante esos años tuve muchísimos momentos en los que podía haber vuelto a poner la fecha ya que yo solo recibía desprecios e insultos.

Me convencí a mi misma de que su cabeza no había quedado bien y así seguí a su lado, su familia no lo visitaba porque trataba a todos a patadas, y cuando empezó a coger las muletas, más de un muletazo se escapó.

Nadie me obligo ha hacer lo que hice y jamás lo odie, pero si sufrí muchísimo ya que ese trato no iba dirigido solo a mi.
Sacrifique unos años de mi vida y de la de mis hijos, ahora tengo claro que no lo volvería a hacer, (el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra) si eso volviera a ocurrir NADIE me volvería a tratar como lo hizo él y desde luego jamás consentiría que tratasen a mis hijos como lo hizo él…

No entro en más detalles, lo que quiero decir y de ahí que haya contado esta historia es lo que aprendí:

Aprendí el valor de la libertad…

Aprendí a quererme…

Aprendí ha hacerme respetar…

Aprendí que todos los días amanece…

Nadie tiene derecho a maltratar a nadie.

Nadie tiene derecho a tenerte en una jaula.

Nadie tiene derecho a privarte de tu felicidad.




30 comentarios:

HiStOrIeTaS dijo...

Mi abuelo tenía algo parecido, era alcholico, y mi abuela le dejo, estaba de tan mal humor y le hacia la vida imposible a los demás, incluso llego a pegarle a mi madre con una bara de hierro en la pierna cuando estaba enbarazada de mi hermano, que en paz descanse, y mi padre le estuvo a punto de matar, en sentido figurado claro, y por cierto, muy buena la historia.

HiStOrIeTaS dijo...

me queria referir de matarle en sentido figurado

Alicia dijo...

Esta historia va relacionada con la anterior??..
A pesar de los sufrimientos...De todo se saca algo positivo, sales de ello más fortalecida, para que núnca vuelva a pasarte lo mismo. Nadie,,tu lo has dicho,,Nadie tiene derechos sobre Nadie.
Besos.

daalla dijo...

Te comprendo perfectamente. Mi madre tuvo que pasar mucho con mi padre hasta que nos hicimos mayores y ella reunió el valor suficiente para dejarle. Entonces aquello se consideraba "dar la camapanada", pero mi madre la dio, con nuestra ayuda, y desde entonces aprendió muchas de las cosas que tú aprendiste.
Un abrazo.

roxana dijo...

A veces una debe vivir momentos o años asi hasta que aprende a decir basta! y ahi se hace la luz y comienza una nueva vida. Siempre se paga precios, por supuesto! pero tu lo has pagado. Que tengas una linda vida junto a tus hijos, seguro se la merecen y bien ganada la tienen, ellos deben haber aprendido mucho tambien. Beso
Roxana

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

€_r_i_K dijo...

Fuerza ya sabes, hazte un regalo, quiereté a ti misma....


Abrazos.....

Sandra dijo...

Mis respetos para ti, has tenído mucho sufrimiento y logras salir adelante, y lo más importante es que has logrado aprender de ese sufrimiento.

Dios te tiene algo muy bueno en la vida estoy segura, y volverás a sentir felicidad y paz en tu vida.

Besitos!

Mar dijo...

Alicia, si tiene que ver con la anterior historia, es un poco mas de lo mismo...

La verdad es que debemos aprender de todo, pero una cosa si me quedo muy clara, no a costa de mi vida, ni a costa de la vida de mis hijos, tanto ellos como yo hemos aprendido a ser felices y a no consentir que nadie nos haga daño.

Gracias a tod@s por vuestras palabras.

Ser felicessssssss!!!

Besitossssssssssss

Lilith, la Eternamente Libre... dijo...

Avweces uno malentiende las obligaciones, Mar te felicito por dejar a ese patán, y te felicito por dejar aqui tu testimonio, eres muy valiente, lucha mucho por ti.

Alfonso dijo...

Vaya historia, pero a pesar de lo fuerte, hay muchas así.
Por lo menos, sacas algo positivo, has aprendido.
Yo tardé tres años en decir dos letras: NO. Y en esos tres años me anularon como persona. Hoy, lo recuerdo como una pesadilla, me parece mentira. Pero es increíble el daño que nos podemos hacer unas personas a otras.

estoy_viva dijo...

Que valor de decir hasta aqui llegue y desde aqui nuestro caminos cambien.
Cuesta mucho Mar decir basta, lo se por experiencia, se lo duro que es que te diga que todo lo que le pasa es por mi culpa, cuando las decisiones eran solo suyas y no compartidas, pero hay un dia que decides acabar con ese tormento sinceramente creo que es de ser valientes, afrontar de una vez y decir ahí te quedas, buscate otra que digas que tiene la culpa.
Con cariño
Mari

menta fresca dijo...

Mar, es bueno hacer lo que tú has hecho, contarlo en voz alta para que se conozcan situaciones como la tuya, no debemos tener miedo.
Y te ha servido para gritar bien fuerte las cosas que has aprendido.
Adelante con tú vida, adelante todas con nuestras nuevas vidas!

Elisabeth dijo...

no suelo contar mucho de mi vida pero sé muy bien lo que pasaste.... yo tuve un infierno durante ocho años de mi vida los peores,acabé con eso yo misma poniendo fin a la relacion y teniendo que pedir ayuda tanto de familia como de expertos para salir del pozo donde ese personaje me metio ,hoy en dia puede decir que lo unico que recuerdo de aquello es lo positivo que saque ,he aprendido a quererme,a respetarme y a no dejar que nadie piense,actue por mi.....


besitosssss y animo que sé que puedes sacarle algo positivo...

Mar dijo...

Elisabeth, somos muchas las personas que hemos pasado algo parecido, pero lo peor es saber que todavia hay gente que lo esta pasando, tanto hombres como mujeres.

No es muy grato contar cosas tan fuertes y menos cuando la protagonista es una misma, pero con el tiempo me he dado cuenta que ademas de sacarlo de mi, sé que esta ayudando a gente que se siente incapaz de hacer nada y que puede hacerle ver un rayito de luz.

Saque muchas cosas positivas y como tu aprendi a quererme.

Y lo más importante es que ya NO tengo MIEDO, mi animo para todas esas personas que todavia siguen atrapadas, aprender a decir "BASTA" y aprender a quereros.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Alfonso, las pesadillas pasan, me alegro que salieras de todo y vuelvas a ser tu mismo.

Besitossssssssssss

Kim Basinguer dijo...

Nadie tiene derecho a maltratarnos, sobre todo nosotras a nosotras mismas...Siempre nos creemos en la obligación de sufrir por los demás.
Pues no, no y no.

SOMMER dijo...

El refrán de que nunca es tarde si la dicha es buena, viene como anillo al dedo en este caso.

Seguro que vendran tienpos mejores. Hasta de los malos momentos se aprende.

Abrazos

Lely Vehuel dijo...

Hola mucho gusto recorrer tu blog, es muy profundo,me gusto,te invito al mio,seguire pasando un saludo.

guillermo elt dijo...

Gran historia.
Solo una cosica. Cuando se ejecuta una acción podemos convertirnos en esclavos o señores del evento.
Si esclavos, morimos y sufrimos sacando malas consecuencias.
Si señores, salimos fortificados y nada ni nadie nos podrá hacer daño.

De todas formas, sé que has sacado una buena experiencia positiva para tí y los tuyos... Claro que sí.
Besicos.

Miguel dijo...

hola como esta tiago solo pasaba para saludarte.

Elfos sin luz dijo...

Es durísimo lo que cuentas, una barbaridad! Pero has sabido sacar lo mejor, todo lo que has aprendido, aunque te haya entrado con sangre, sudor y légrimas. Ahora tienes un deber: ser feliz!!!!
Un beso

Mayela Bou dijo...

Nunca es tarde para cambiar! quizas no podamos cambiar lo que ya hemos hecho, pero si podemos cambiar el final de nuestras historias.
Un abrazo!

María Laura dijo...

HOLA MAR,

YO AGREGARÍA, NADIE TIENE DERECHO A ABUSAR DE TI.

ESE TIPO DE COSAS (PORQUE NO PUEDEN RECIBIR EL NOMBRE DE PERSONA)

DEBE RECIBIR EL MISMO TRATO,
DEMASIADO PERDISTE POR NADA
YO TUVE POR PAREJA A UN GOLPEADOR, PERO CON MI HIJA ERA MUY BUENO.
Y DESPUES UN JUGADOR, QUE ENCIMA MALTRATABA A MI HIJA.

MI ESPOSO ACTUAL DESDE HACE 13 AÑOS, TIENE SUS MAÑAS, PERO NO EJERCE VIOLENCIA ALGUNA, PUES ADEMÁS, NUNCA SE LO PERMITÍ.
PORQUE TIENE MUCHO DE MANIPULADOR, COMO TODOS LOS HOMBRES, PERO LO BUENO ES QUE, SE PUEDE CONTROLAR.

PERO EN ESTA VIDA TODO ES APRENDIZAJE, ASÍ QUE...

FELICITACIONES!!!

BESITOS

yoyoyo dijo...

quizás sea de los casos en los que es más difícil de escapar de un mal trato: cuando se mezcla lástima por el otro que está en una mala situación personal. Pero toda justificación es un autoengaño

Aimara dijo...

Como dice una buena amiga mía " lástima de mí y no de el" y la verdad es que ella tardó su tiempo en tomar la decisión que tu tomaste Mar, pero lo importante es que cuando lo hizo se sentía totalmente convencida y asi no quedaba un atisbo de duda que pudiera hacerla retroceder.
Me alegra mucho estar en tu vida!!! No lo olvides ¿eh?

besitos astrales!!

julian dijo...

Es lo mejor que uno puede hacer cuando otra persona paga sus frustraciones con las demás.La otra persona puede hacer que tu vida sea lo más infeliz del mundo y alguién así dificilmente va a cambiar por mucho que uno sólo le dé cariño.Siempre va a recibir desprecio y lo mejor es quererse y valorarse uno mismo y romper con esa situación.Con el tiempo uno se dá cuenta de que es la mejor decisión que uno podía tomar,aunque en el momento que ocurre nos parezca que dejar a esa persona y en las circunstancias en la que estaba en este caso en concreto ,podría ser algo que no está bien.Nadie debe manejar nuestra vida como si fueramos una marioneta a la cual le tiran de las cuerdas y nos mueve a su antojo,es algo que nunca debemos olvidar.Un saludo

Lazaro Gonzalez dijo...

Conmovido. Gracias por tu entereza, integridad y valentia.

Paqui dijo...

Querida Mar, es muy duro por lo que pasaste pero la vida te enseña cuando se pasa por estas situaciones y me alegro mucho por ti que hayas sacado cosas positivas y hay que empezar por quererse a una misma, no por eso olvidarse y alegrarse del mal de los demás, pero hay que empezar por una misma y más en tu caso, que lo dejaste todo por ayudar a esa persona y lo único que hizo fue hacerte sufrir.
Besitos guapa

Equilibrista dijo...

Te envío muchos ánimos, Mar. Un beso grande y a ser fuerte, aunque no me cabe duda de que lo eres.

Raiandoelsol dijo...

Me llena de una gran alegría saber que todo éso lo conseguiste, nadie tiene derecho a sacrificar a la infelicidad total a una persona y menos a unos hijos. Te doy la enhorabuena, Mar, eres un gran ejemplo, para tantas personas que siguen padeciendo estas situaciones lamentables.

Un saludo cordial, y como siempre mis mejores deseos.