sábado, 30 de agosto de 2008

VIOLENCIA DE GENERO



He escuchado que la familia es la 2ª institucion mas violenta, solo detras de un ejercito en guerra ¡¡¡¡¿¿¿¿????!!!!!increible....


.........pero , posiblemente, cierto. El incesante goteo de mujeres maltratadas da a entender eso. Esa costumbre QUE TENEMOS TODOS
de considerar a nuestras mujeres como cosas nuestras es una aberracion que arrastramos dada a nuestra cultura de origen judeo-cristiana , siendo hoy mucho mas exacerbada en el mundo musulman. Al considerarlas nuestras, como un dvd , un coche, una tele... pues las tratamos igual, antes de perderla la "jodo viva".

Y si, digo que todos pecamos de lo mismo,obviamente en muy diferentes grados. Pero tenemos grabado este esquema de comportamiento en nuestra mente . Lo normal seria que reconozcamos un indicio de este comportamiento y lo barramos, para de paso, cortar con este machismo casi genetico en las siguientes generaciones.

Pero no. En la tele, no se oye mas que nuevos casos de TERRORISMO MACHISTA. y algunos en casos de gente muy joven. Desde luego, no se ha cortado el traspaso de este comportamiento para nada.De echo,siendo los casos que conoce el publico, los mas extremos, se ve que la forma de tratarse los dos sexos entre la gente muy joven no podia ser, en general, mas machista. En una edad, la pubertad, que son todo hormonas y 100% influenciables, los chicos han "decidido" copiar los roles mas extremos que podian encontrase. Ellos son los machos machitos que controlan sus "pibitas", se jactan de lo que hayan podido aprobecharse de ellas, dejandolas de putas para arriba, si sus "chorbis" deciden levantar el vuelo lo primero que saldra de la boca de estos sera una bravuconada con los amigos, una amenaza a ella o al otro posible pretendiente. y si no ostias directamente.
Y ellas aceptando, incluso, alentando este comportamiento.Copiando entre ellas estas actitudes, espoleando a los chicos a comportarse asi y empujando a otras chicas a seguir este camino para ser "guays". retroalimentando esta deriva de comportamiento social.
Quien se haya movido por zonas de fiesta de gente muy joven, habra visto todo esto, no es exagerado, ni tampoco nuevo. En todo caso lo nuevo es la percepcion que puede tener uno mismo de todo esto con la edad, por que . por supuesto, con la EDAD TODO ESTO SE SUAVIZA, pero queda, como decia al principio, los posos (en mayor o menor medida) y esos pequeños indicios que arrastramos.

Y este caldo social, en el cual todo esto esta soterrado y supuestamente mal visto, empiezan a salir los peros."algo habra echo", "si me pasa a mi la parto la cara"(aunque sea solo de boca),"esa es una zorra porque...". Y de ahi nacen los casos
extremos y televisivos.
PORQUE NO HAY UNA CONCIENCIA GENERAL QUE DIGA QUE HAGA LO QUE HAGA TU ESPOSA LA PALIZA DE TURNO ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NO ESTA JUSTIFICADA!!!!!!!!!!
te ha podido engañar con todos tu vecinos O TODOS TUS AMIGOS. Eso no puede justificarlo, aunque fuese solo por el abuso de superioridad que supone, si la idea mas logica que te dice que a quien has amado nunca le desearas mal, no es suficiente .

7 comentarios:

Veca dijo...

Muy buen post, y gracias por unirte a este blog. Besitos.

JoPo dijo...

gracias

Markesa Merteuil dijo...

Cuando realmente amamos no somos capaces de dañar, en ningún sentido: ni engañando, ni golpeando, ni creyendo al otro nuestro... Gracias JoPo.

Por cierto, no acabo de entender tu mensaje en mi blog... Te enviaré un mail para ver tus motivos, aunque... las decisiones son tuyas, claro.

Un beso.

Felisa Luna dijo...

Desgraciado goteo de mujeres maltratadas y ¡asesinadas! Más allá de clases sociales,de perfiles estereotipados, subyace el motor perverso que hace girar esta rueda de violencia: el afán de sumisión de una de las partes de la pareja. ¿Hasta cuándo?

Felisa Luna dijo...

Tengo una nueva dirección de blog, os la facilito porque en ella hay varias entradas sobre violencia de género y si queréis que colabore aquí lo haré encantada.
http://lacomunidad.cadenaser.com/calle-melancolia/posts

Dorn dijo...

que curioso, en mi vida y a mi alrededor he sido testigo de pura violencia femenina en contra de los hombres, hay de todo, no es cuestión de sexo, sino de falta de amor a sí mismas.

Markesa Merteuil dijo...

Dorn, cuando la mujer o el hombre emplean la violencia verbal o física como medio para hacerse entender es, normalmente, porque o bien han agotado otros modos o bien porque no han aprendido otros modos. En ambos casos, el fracaso es de todos. Nunca se deben agotar los medios para hacerse entender y, por supuesto, debemos aprender otros medios de hacernos oir. Es realmente lamentable que un individuo se sienta tan inseguro que la única forma que halle para expresarse sea la violencia. Ellos y ellas también son víctimas, lo único que los diferencia de las víctimas físicas o verbales es que ellos se creen que subyugando a los demás están venciendo sus miedos, están dominando a los otros... La sociedad debería, por tanto, establecer otros valores diferentes al sometimiento como sinónimo de triunfo social.

¿Qué diferencia a un buen jefe de un mal jefe? Pues básicamente que el segundo chilla sin razones, ordena sin razones, no convence sino que obliga, etc. y esconde su inoperancia en insultos hacia su equipo, al que no considera equipo.

El buen jefe comprende, ayuda, exige en función de las posibilidades de cada uno y recompensa. Hace que sus empleados sepan qué es lo que tienen que hacer sin que tenga que estar constantemente explicándoselo y logra el compromiso de éstos. No sólo el compromiso, sino la admiración.

Muy pocos logran esas capacidades, pero quieren ser jefes. Lo mismo acontece en las relaciones de pareja. Y, lamentablemente, no nos hemos dado cuenta aún de que una pareja no debería entenderse en clave de desigualdad, sino de compenetración.

Pero hasta en los mismos votos matrimoniales se establecían, hasta no hace mucho, roles bien diferenciados. La justificación: mantener el orden social. (Creo recordar que hace no demasiado tiempo, teniendo en cuenta el que lleva vivido la especie humana, se mantenía la esclavitud como un medio para garantizar el orden social. Algunos parece ser que han olvidado que se ha abolido y quieren que sus parejas ejerzan como servidores abyectos).