viernes, 25 de noviembre de 2011

Hoy sí que no callamos

Si tenemos más escote, menos falda, un poco más de carmín en los labios. Si salimos a tomar una cerveza con las amigas y amigos, si no hay algo a punto en ese mismo momento porque no somos perfectas, si no valoras nuestro esfuerzo...es tu problema. Basta ya de tanta tortura. La pantera está viva, no la despiertes.



TODOS LOS DÍAS MUCHÍSIMAS MUJERES Y NIÑAS SON MALTRATADAS

11 comentarios:

La Zarzamora dijo...

La ley no te ampara ni la sociedad te proteje ni te entiende, no lo cuentas por vergüenza, y las heridas de tu corazón nunca cicatrizan. La segunda consecuencia del maltrato físico y psicológico es que si te separas, el juez permite que ese individuo vea a tu hijo e inclusive a veces hasta le dan la guardia.
Queda tanto por hacer... y los gritos y denuncias no sirven para nada.

Excelente post.
Besos.

chus dijo...

ESTOY DE ACUERDO CON LA ZARZAMORA. NO TE CEEN SI ERES BUENO, MARAVILLOSO EN LA CALLE Y LUEGA EN CASA......... NO SE DECIR LA PALABRA. SALUDOS

Markesa Merteuil dijo...

Exacto.

humo dijo...

La ley, desgraciadamente, no puede entrar en el interior de cada casa: somos nosotros y nosotras quienes tenemos que estar atentos a los indicios a nuestro alrededor.

ESTEVE dijo...

que triste en los años que vivimos estos pensamientos sigan teniendo repercusión, hasta cuando no se modificara la educación para que sea realmente de igualdad y cuando alguien vea a otra persona de sexo opuesto, o no, no sea simplemente carnaza a cazar.... hasta cuando?
saludos y muchas razones tenéis.

ESTEVE dijo...

no se te ve
no se te oye
donde te escondes
de que te refugias
besos

São dijo...

Infelizmente, a Mulher continua a ser a vítima preferida da sociedade!

Um feliz 2012.

Simplemente Yo dijo...

Leí tu blog gracias por publicarlo.

Markesa Merteuil dijo...

Gracias a ti. Si quieres colaborar con algún post, sólo tienes que decirlo. :-)

Kim Basinguer dijo...

Otra injusticia mas de este mundo en el que vivimos y en el que la solidaridad brilla por su ausencia.

RECOMENZAR dijo...

La gente piensa que en el gritar no hay abuso
El hombre que grita abusa