martes, 25 de noviembre de 2008

25 de Noviembre dia Internacional contra la violencia y el maltrato a las mujeres



la fotografia es de george


Cuando me casé por segunda vez le pedí a mi marido que buscase la forma de poder utilizar el portátil desde la cama.

Y se que hay días que me duele tanto la espalda que se imposible de estar sentada más allá de mi jornada laboral.

Yo, más joven que ahora, tenía "ciertos compromisos" con la empresa.

Nunca lo conseguí. Acabar el trabajo si, lo de mi marido.

Tengo un pequeño rincón donde instalé el ordenador y como me pasaba demasiado tiempo y según parece, no le hacía caso a él, que se quedaba dormido en el sofá, tan buen punto acababamos de comer, eso si, viendo "Aqui hay tomate" y otras burradas diversas, empezó a decirme que ligaba por internet.

O sea que yo acababa el trabajo desde casa para estar juntos y él aseguraba que ligaba con hombres, que me metia en chats...

De repente dejó de acompanyarme a comprar los viernes al mercado, aun sabiendo que yo no puedo llevar pesos ni tirar del carretón.

Decía que me entendía con el chico donde comprábamos la verdura y la fruta.

Los días de fiesta íbamos a desayunar fuera, chocolate a la taza en la cafeteria de la Rambla y cuando era la hora de comprar el periodico, él nunca recordaba lo que valía.

De repente dejamos de comprar el periodico.

Decía que me entendía con el dueño.

Sucedió que mi hermano de tanto solos 38 años cayó enfermo de cáncer y una, que es cristiana y creyente, pero practicando a su manera, iba de vez en cuando al esglesia.

Decía que me entendía con el capellán...

No dejé de ir al esglesia.

Según él tenía tantos "amigos" en la feina.....sí, él tenía pruebas, decía.

Pero nunca pagaba nada, por lo tanto yo no podía dejar de trabajar, y yo continuaba pues teniendo "amigos" en el trabajo.

Y sí continuó hasta que empezaron los gritos y las amenazas.

Y el resto ya os lo podéis imaginar.

¿Que por qué os explico todo eso?

En primer lugar por el que no quiero silenciarlo ya que es un problema que sufrimos demasiadas mujeres.

A me pasó el dia uno de Mayo del 2006.

Y salí a denunciar y aún ando con eso...

En segundo lugar porque este post está escrito desde la nueva cama que me he tenido que comprar (me ha dejado el piso vacío); pero eso si con una especie de soporte que YO misma me he hecho, para poder escribir y leeros desde la cama.

Y se que ya lo tenía que haber visto, me repito.

El día que nos casamos todo cambió desde el mismo momento en que increpó, de repente:

Y por qué el que no has llorado en la boda, eh?!

19 comentarios:

menta fresca dijo...

Buenos dias a tod@s,
ésta es parte de mi historia, que os la dejo como testimonio y por si puede serviros de asidero en vuestro dia a dia.
Repito que me teneis para lo que necesiteis y os pido disculpas por si encontrais alguna falta ortografica, dado que mi idioma es el catalán, me lo haces saber y lo rectifico al momento.
Gracias de nuevo y BASTA YA!.

Aniña dijo...

beunos dias precioso post!!!
besitos

LM dijo...

triste historia, lindo post.
beijos

Markesa Merteuil dijo...

Los maltratadores son tan acomplejados que ven "enemigos" por todas partes. Y necesitan controlar lo único que creen que dominan. Eduquemos a las personas para reforzar su autoestima y que nunca entiendan el maltrato como medio para hacerse fuertes. Eduquemos para que nunca más tengamos que gritar un Basta ya.

Sal Ober dijo...

aún se puede leer cosas barbaras. basta!!!
saludos


http:\\coresemtonsdecinza.blogspot.com

Carmen dijo...

Es muy duro saber que hay historias como estas y que muchas terminan en lo peor ¡BASTA YA!

Besos y buena semana

Lúa dijo...

Buenas, por fin eres libre, besos.

DianNa_ dijo...

Buscan excusas para someter, son unos acomplejados, me dan asco, la cosa es hundirte en la miseria.

Estoy negativa, lo sé y no digo lo que realmente pienso...

Mentita, tú puedes, cariño... en devant!! y gracias por tener el valor de acabar con tu situación y contarnos tu experiencia.

Petonets i bon dia, reina

tejedora dijo...

Lo leído es similar a lo que le ocurrió a una amiga, hasta que ella le dejó- menos mal-.
Raro es el día en que nos levantamos con alguna noticia como esta, desgraciadamente.

Un abrazo.

irene dijo...

Menta fresca, gracias por tu testimonio en nombre de todas las mujeres, no debemos silenciar estos comportamientos que se repiten demasiadas veces, y no debería suceder en ningún caso.
Ojalá esta campaña que se está haciendo, sirva para que ninguna mujer aguante más y a ningún hombre se le permita.
Un beso.

menta fresca dijo...

Gracias por vuestros comentarios, gracias por leerme, gracias por dejarme compartir con vosotr@s, besos y dulces abrazos.

kary dijo...

que historia!!! y como la tuya hay tantas!!! no debería de haber ninguna.
Me gusta mucho leerte.
Besotes

Mar dijo...

Lo peor de todo es que tratan de que nos sintamos culpables, asi sus conciencias quedan tranquilas.

Un post lleno de sentimientos y sobretodo la cruel realidad.

"BASTA YA"

Besitosssssss

Nerea dijo...

Me alegra que estes bien!!

Gracias por tu testimonio, seguro que ayuda a más mujeres, que a veces creen tener la culpa.

Besoss!!! :)

george dijo...

Ostres noia em sap greu això pel que estas passant, et dessitjo que tot et vagi molt bé d'ara en endevant i si et puc ajudar an alguna cosa no dubtis en fer m'ho saver, una forta abraçada i molts ànims.

Kim Basinguer dijo...

Lo cierto es que todas las mujeres "lo vemos venir",pero cerramos los ojos, creyendo dentro de nosotras que eso se pasa...Si fuésemos capaces de dejarlos cuando empiezan los malos trataos psicológicos..Mejor nos iría, pero siempre tenemos la esperanza de que nuestra relación mejore, y seguimos poniendo todo de nuestra parte.
Estamos hechas de otra pasta.

Xoaniña Rosmona dijo...

Eres muy valiente por hacer pública tu historia y me alegra el saber que valientemente le estás haciendo frente y poco a poco vas saliendo de ella.
Gracias por todo, por confiar en la gente que te lee, por ayudarnos e informarnos con lo que escribes en este blog y por luchar por el fin de la violencia familiar.
Y mucho ánimo y todo el cariño del mundo a todas aquellas personas que estén sufriendo maltrato, sea del tipo que sea y están luchando por salir de una situación de violencia.
Ojalá que algún día podamos dejar de considerar el 25 de noviembre como el día internacional contra la violencia y el maltrato a las mujeres porque no haga falta.
Para que no sea necesario, di NO.
Un beso y gracias de nuevo

Lilith, la Eternamente Libre... dijo...

Te felicito por denunciarlo, esa es una de las mejores desiciones que pudiste tomar, veras que tu vida sera mejor, hoy eres libre, muchas mujeres nunca pueden romper el miedo, tu si lo rompiste, mis mejores deseos y mucha suerte, y gracias por compartir tu experiencia, eres. una guerrera

menta fresca dijo...

he vuelto para dar las gracias a todos los comentarios que no he leido hasta hoy y a george por dejarme utilizar su fotografia.
UN DULCE ABRAZO A TOD@S