lunes, 24 de noviembre de 2008

Con Permiso... Señor Juez.



Con permiso, Buenas tardes,
Vengo "pa" que me detengan.
Que "cansá" voy a sentarme
pues verá...voy a explicarle
la historia...
de un sinverguenza.

Lo quería con locura,
"toa" mi vida se la dí
Pero él, solo buscaba
una esclava, una criada
una mujer para parir.

Siempre decía que tenía
una quería
una duquesa para él.
El le gustaba llegar
por la madrugada
"pa" tenernos a su merced,
Su merced...

Y lo he "matao",
a mi Juan yo lo he "matao",
por haberme "maltratao"
por sentirme una "perra"
por hacerme una vieja
con cuarenta y pocos años...

Y lo he "matao",
a mi Juan yo lo he "matao"
y en mi alcoba lo he dejao
con mi llanto en sus labios.

Justicia no pido yo
que conmigo no la habido
¿Quien me paga este dolor?
¿Y la pena de mis hijos?

Así que ya sabe usted,
haga lo que haya que hacer,
póngame una soga al cuello,
porque por primera vez...

NO TENGO, NO TENGO
MIEDO.



PD: Está claro que estamos en contra de cualquier tipo de violencia, pero esta letra refleja que a también se puede dar el caso contrario, la reacción de una persona que ve como su calvario ha llegado a ser tan insoportable que piensa aquello de... "que antes de que tu me mates..."




12 comentarios:

Markesa Merteuil dijo...

El problema de este tipo de liberación es que no libera realmente, sino que implica una nueva pena. La justicia es la que se tiene que ocupar de defendernos, porque, a fin de cuentas, de erigirnos como verdugos acabaremos por ser de nuevo víctimas de otra cárcel. Primero la que nos impuso el maltratador y luego otra, más llevadera, pero presidio a fin de cuentas.

El Ente dijo...

Efectivamente amiga Markesa, es por ello que antes de llegar a estos extremos hay que DENUNCIAR y NO CALLAR...

Un beso enorme.

Pierre Menard dijo...

No puedo concentrarme ultimamente, estoy absorto con otro asunto que me está volviendo majara, pero creo recordar que hace unos tres años yo tenía un tema genial, era una película-sudoku que consistía en dos entregas, cada una era espejo de la otra. En la primera, entre mil otras historias, aparecían rara vez y de forma oculta algunas escenas inconexas y mal esplicadas de violencia, en algún caso era una mujer maltratada, en otra era un maltratador en una encerrona de una estraña organización. La segunda entrega, el espejo que daba sentido a muchas escenas de la primera, empezaba con la presentación de una extraña Internacional Femenina que hacía "justicia" en cuanto conocía un caso, el asunto era empezar a dar miedo extrajudicial a los maltratadores y establecer una serie de protocolos de actuación, también comenzar a establecer unos sistemas de educación de género totalmente igualitarios, esplicando que es ser valiente y que es ser cobarde. Todo quedó interrumpido por el tema que ahora me obsesiona, dar a conocer cúal es el lugar exacto al que se refería Cervantes al comienzo de su gran obra. Es una pena que no me pueda concentrar para poder escribir aquella idea, compleja, donde lo que he contado es sólo uno de sus detalles.

Mar dijo...

Siempre me hace llorar ese video, buaaaaa.

"BASTA YA"

Besitossssssss

La aspirante dijo...

Uff... es un tema difícil. Supongo que quitar la vida nunca es un acto justificado, pero hay casos y casos... y antes de que te la quiten a ti...

Markesa Merteuil dijo...

Si una mata a su verdugo debe hacer frente también a la justicia, con lo cual el verdugo volverá a salir victorioso. Que sea la justicia la que actúe, que no cierre los ojos, que sea sensible.

TERESA VARGAS FERIA dijo...

Muy Interesante blog.
felicitacione

teresa

menta fresca dijo...

Normalmente el camino de la libertat nunca es fácil y menos en el caso que nos ocupa.
Como entiendo a esta mujer, quien le devolverá ya su vida perdida? no debe haber violencia de ningún tipo, pero que difícil es actuar con la cabeza serena en casos extremos, si no recordemos a los animales, si se ven acorralados, luchan a muerte...
Y nuestra justicia pocas veces está a la altura de las circunstancias, nuestras circunstancias que les son tan desconocidas...

LM dijo...

o melhor é que estas coisas já é possivel fala-las e nom ficam no fundo das lendas e nos ruxe ruxe baixinhos da tenda do pam.
beijos

noelia dijo...

pase por aqui de casulidad no sabia que hoy era el dia internacional de la violencia besos

DianNa_ dijo...

No puedo defender la violencia de ningún tipo, NO DEBO,pero entiendo esas reacciones de defensa, como INSTINTO DE SUPERVIVENCIA.

Desearía que nadie se viera en esas situaciones tan extremas en las que realmente NO SE RACIONALIZA... NO SE PIENSA.

Como decimos... no hay que dejar llegar la cosa hasta ese extremo, claro, pues hay que seguir empujando y gritando para que las medidas de apoyo sean efectivas y reales para las víctimas.

Besos

tejedora dijo...

Certera es la letra. Me quedo con esto que has escrito:
"Justicia no pido yo
que conmigo no la habido
¿Quien me paga este dolor?
¿Y la pena de mis hijos?"

Un abrazo.