domingo, 5 de septiembre de 2010

NUESTRO MINISTERIO DE LA IGUALDAD

¿Ministerio de la igualdad?

Joajana…El ministerio de la igualdad empieza en casa, donde las mujeres somos el primer eslabón de la cadena del machismo, ya que seguimos permitiendo que las cosas no cambien.

Mi hermana tiene la suerte de que sea su marido el que haga la comida, y ¿sabéis cual es la opinión del resto de las mujeres de la familia? Que tiene mucha suerte, porque no sabe cocinar y al marido no le importa.

Un cuñado mío, suele reunirse los viernes con sus amigos después de salir del trabajo, puede llegar con algunas copas y no importa a qué hora, la juerga al día siguiente de sus hermanos es preguntarle ¿Qué? ¿Hubo bronca? por supuesto en tono jocoso.

Sin embargo cuando es su mujer la que sale de copas con sus amigas, la cosa cambia, porque parece que tiene mucho morro, deja abandonado a su marido y a sus hijos.

A mi tía le gusta mucho tomarse unos vinos al salir del trabajo, antes de llegar a casa y someterse al trabajo casero, en su familia de padres, hermanos y sobrinos, sus hermanos hablan de una “borracha”, por hacer lo que hacen la mayoría de ellos antes de ir a casa.

Se nos va a prohibir el toples a las mujeres, porque los hombres llevan toda la vida haciendo toples y nadie les ha dicho nada.

En varios países se ha prohibido el burka, incluso en ciudades donde no existen mujeres que lo lleven.

La mayoría de las mujeres, por compasión, miedo, vergüenza o porque tardamos mucho en excitarnos, hemos fingido alguna vez un orgasmo, cuando pocos hombres se “cortan” por nosotras y para mas machismo, los sexólogos argumentan que fingir un 10 % de los orgasmos no está mal, si el 90 % restante es efectivo.

Ese mismo porcentaje 10%, de las faenas del hogar hechas por un hombre, a nosotras nos parece un logro, y el 90% de las labores domesticas nos las “comemos” encantadas.

La primera vez que la madre un primo mío de 17 años, creyó que iba a dejar de ser virgen con una guapa rubia, se lo contó a todos sus hermanos como algo sensacional.

No solo le pareció estupendo, sino que le pagó el viaje y la estancia para ver a la rubia a pesar de estar en el paro.

Ella misma con su sobrina de 17 años al encontrarle un condón en el bolso, la llamó de todo (menos bonita) e inmediatamente se lo dijo a su padre con intención de que la castigara.

Nosotras mismas seguimos llamando “fáciles” a nuestras amigas, las que se acuestan con más de los hombres que nosotras juzgamos permitidos, sin embargo si nuestro hijo va con unas y con otras nos sale esa frase tan maravillosa de “hace bien, está en la edad”.

Seguimos comprando camiones, coches a nuestros hijos y disfrazándolos de Superman y Batman mientras vestimos de princesas a nuestras hijas, y las contemplamos satisfechas de ver cómo juegan con sus preciosas cocinitas a ser mamá.

Sería interminable la lista de machismo que llevamos dentro, mientras nosotras no cambiemos, los hombres seguirán creyéndose los reyes del mundo, ya que así se lo hemos enseñado.

9 comentarios:

Al Hrrera dijo...

He llegado aquì por medio de un amigo. Me complace mucho leer a la gente como tù, que se dan cuenta de lo que pasa en el mundo. Me ha parecido muy interesante y acertado este post.

Saludos desde el ocaso...

Cerrydwen dijo...

Hola, se puede decir mas alto pero no más claro, totalmente deacuerdo por desgracia la lista es interminable y en vez de disminuir se va haciendo más grande.

Un saludo Kim

Javier F. Noya dijo...

El día que entendamos qua somos una misma especie, con dos géneros complementarios y no una guerra por el poder (muy asociado a lo económico), entonces seremos una especie digna. Saludos.

Markesa Merteuil dijo...

Muchas gracias, Kim. Sólo insistiendo y repitiendo qué es aquello que tenemos que corregir podremos empezar a actuar siguiendo la línea adecuada.

Mar dijo...

Hola guapa!!

Os echo mucho de menos pero los estudios y el trabajo, los niños y la casa no me dejan tiempo para más, en noviembre termino y me pondre las pilas otra vez.

Una entrada muy acertada, cuando las mujeres aprendamos a tratar a nuestros hijos/as por igual empezaran a cambiar las cosas, mientras tendremos que seguir luchando ;)

Muchos besitossss

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat@hotmail.com

besos

Catherine

Grilo Do Demo dijo...

Todo depende de la gente. Yo siempre hice tareas de casa porque mi madre siempre me mandó, somos dos hermanos varones y siempre hicimos las tareas de casa entre los cuatro (los dos hermanos, mi padre y mi madre); salvo cocinar, que es verdad que no sabemos, pero el resto de las cosas sí. Y el caso es que siempre lo vi como normal; obviamente no hay más que abrir los ojos para ver cómo son muchísimas otras familias y que, como dices, hay quien considera ese 10% un logro; pero vamos, no creo que mi familia sea un caso aislado. (aún hay esperanza :P)

El que los niños se disfracen de Batman y las niñas de princesas lo veo bien, de hecho no creo que a ningún niño de seis años y padres igualitarios le gustara disfrazarse de principito ni a ninguna niña de Spiderman. Los niños siempre quieren ser policías o bomberos cuando sean mayores, y las niñas, profesoras de preescolar y cosas así (independientemente de lo que decidan cuando crezcan, claro; hablo de niños de 6 años. Yo quería ser paleontólogo, me encantaban los dinosaurios, como a casi todos los niños). Aquí sí que estoy de acuerdo con Javier: al fin y al cabo somos dos sexos (que no géneros) distintos, no se puede igualar lo que es diferente por naturaleza, aunque mucha gente se escandalice y no entienda que diferente no es lo mismo que superior o inferior.

Con quien flipo es con la madre de tu primo y el condón de los 17 años, pero creo y deseo que cada vez queda menos gente así... eso sí que es un problema, cuando el machista es un hombre se le pueden bajar los humos de una manera u otra, pero cuando lo es la mujer, hay bien poco que hacer, es patético.

Alhami dijo...

.



...bueno allá tú con tus delirios, pero io nunca he querido ser igual a nadie y que nadie sea igual a mí...

si queres ser igual a todos tenes que pagar el precio de la mediocridad

allá tú

Alhami dijo...

.



...bueno allá tú con tus delirios, pero io nunca he querido ser igual a nadie y que nadie sea igual a mí...

si queres ser igual a todos tenes que pagar el precio de la mediocridad

allá tú