lunes, 25 de octubre de 2010

¿A QUIÉN MOLESTA LA IGUALDAD?

Estos días se han producido dos acontecimientos que nos retrotraen a otros tiempos que todos suponíamos superados. Dos hecho preocupantes si no fuera porque estamos todos obsesionados por la crisis económica. Pero si están retrocediendo todos los derechos civiles, económicos y sociales, no es de extrañar que los derechos de la mujer, o su posición en la sociedad, retroceda también.

Por un lado las declaraciones del Alcalde de Valladolid refiriéndose a la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín, que tal vez no caiga muy bien a la mayoría de la sociedad pero no se merecía unas palabras tan zafias y machistas como las de este energúmeno:


"la Leire Pajín, una chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiera que vaya y que va a ser la alegría de la huerta".

Como cierre a su intervención sobre Pajín, León de la Riva apostilló: "tengo que decir que cada vez que le veo la cara y esos morritos... pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí".

Estas declaraciones son totalmente inadmisibles. Han provocado una oleada de rechazo tanto entre la clase política como entre los artistas. Mientras el partido al que pertenece ese elemento calla y lo disculpa. Es de justicia decir que ese impresentable es el ginecólogo de Ana Botella.

Y por otro lado, en la remodelación del gobierno se han cargado al Ministerio de Igualdad. He leído en este blog algunas críticas a su funcionamiento. Evidentemente era un ministerio reciente con poca trayectoria, con defectos en su trabajo, pero yo creo que hacía una buena labor. Al eliminarlo Zapatero también ha cedido a una de las pretensiones de la derecha que no soportaba a su titular Bibiana Aído, a la que reprochaban los mismos defectos que a Leire Pajín: juventud, compromiso y feminismo activo.

Creo que son dos hechos muy preocupantes. Un retroceso, como digo en las políticas de igualdad. La sensación que ha quedado entre los ciudadanos es que han quitado un ministerio florero y que eso de la igualdad es un lujo que no nos podemos permitir.

En fin, creo lectores y lectoras de este blog, que hay que prepararse para lo peor. Esto no es más que un aviso de lo que nos puede caer en las próximas elecciones, si se cumplen los peores presagios. Habrá que ir, y perdonadme por la expresión, “atándose los machos”.


11 comentarios:

Javier F. Noya dijo...

siempre hay bestias que ponen a prueba la escala zoológica...Abrazo.

Chousa da Alcandra dijo...

O edil de Valladolid califícase él soliño. Eu non acepto as súas disculpas

alex dijo...

Solo una cosa Thiago. El PP no se ha callado. Al igual que las declaracioes de Alfonso Guerra, en un tono desceptivo a la "Señorita Trini", todas las mujeres del Psoe se unieron, en el PP hay sido las diputadas quienes han hablado y criticado esas palabras desafortunadas y fuera de todo lugar.

Un beso cielo

Markesa Merteuil dijo...

No creo yo que el Ministerio de Igualdad sirviese para lo que fue creado, ya que el trabajo se venía desarrollando ya en otro tipo de foros. Simplemente sirvió para dar a conocer los recursos disponibles y poco más, puesto que el número de muertas sigue creciendo. Luchar por la igualdad no implica únicamente salir en una foto. Los que creemos en la igualdad no nos conformamos con el papel que desde allí se desarrolló. Que unos sean machistas no quiere decir que los opuestos sean defensores del feminismo, por mucho que nos vendan esa postura. Pero tampoco entiendo para qué sirven otros ministerios, la verdad, porque es muy grave que el ministro de Trabajo se sintiese orgulloso de haber garantizado mejoras para los desempleados. Es una política de conformismo, tanto de un lado como del otro.

Thiago dijo...

NO estoy de acuerdo, marquesa querida. Es un retroceso mires por donde se mire. Se ha dado la razón a los que decían que era superfluo. Eso de que el feminismo empieza en casa es muy literario pero poco práctico. Y el hecho de que no funcione bien la justicia no implica que desaparezca el Ministerio de Justicia y los Organos JUdiciales. No, no estoy de acuerdo.


Además Zapatero siempre prometió luchar por la igualdad. Lo mantenía contra viento y marea, y ahora de repente se pasa al lado oscuro, y la idea que se vende es que era innecesario y caro. Creo que cumplía su misión, y que quedaba mucho por hacer, pero le han quitado la posibilidad de hacerlo. Y que haya un Ministerio implica un reconocimiento del problema y que hay alguien que se preocupa por esos temas. Puede gustarte más o menos que haya un gobierno, puedes ser anarquista y todo lo que tu quieras, pero hay que vivir en sociedad y hay que hacerle ver a la gente que la igualdad es algo por lo que vale la pena luchar y gastar dinero. Y el hecho de que funcione mejor o peor algún Ministerio no implica, repito que haya que prescindir de todo ¿o sí?.

Bezos.

Markesa Merteuil dijo...

Thiago, ¿dónde he dicho que yo estoy de acuerdo con su desaparición? Creo que lo que he dicho es que no servía para lo que tenía que servir, que es muy distinto. Y que crearlo simplemente para hacerse una foto fue absurdo, que debería tener más contenido y efectividad, porque a mí no me llega el conformismo. Si creo una casa quiero poder usarla. Y desde que la pueda usar quiero que tenga unas prestaciones inicialmente básicas, sí, pero a medida que vaya siendo hogar en vez de casa quiero que me sirva para mucho más que para resguardarme. Y acá no ocurría esto. Faltaba mucho y no se avanzaba nada.

Equilibrista dijo...

Por no hablar de los de Intereconomía, pero a esos mejor no hacerles mucho caso...

Me ha gustado eso de atarse los machos - perdón por la expresión

:)

un beso

Ricardo Miñana dijo...

Asi es hay que prepararse para lo peor, porque precisamente esta crisis aun no ha tocado fondo.
un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

el fantástico amante de pástico dijo...

a mi me molesta la igualdad, nunca me han gustado las mujeres con pene... no se... a lo mejor es que soy muy mio

Kim Basinguer dijo...

Lo primero que habría que hacer es conseguir que este individuo dimita, y se dedique a otra cosa, como trabajar en la mina, hacer carreteras, o cualquier tipo de trabajo que lo canse un poquito...
Lo que es evidente que para representar a los ciudadanos y ciudadanas, no sirve.

El Pinto dijo...

Lamentablemente a muchas mujeres complices con su fe, su ideología y las patrañas de quienes no respetan. Comento en mi blog el silencio ante quienes fardan del placer con niñas.
Saluds