jueves, 9 de octubre de 2008

DÉJAME SER PERSONA...

  • Vístete de cordura
    adorna mis carnes con suaves tules
    tus manos la seda que acaricie mi piel
    haz que sienta el orgullo de ser mujer
    desnuda mi alma como desnudas mi cuerpo

    Suelta las cadenas que me atan a ti
    solo en libertad podré amar
    aleja de mi el látigo de tus palabras
    desata los nudos que sujetan mis pies

    Ponme alas y volaré alto
    aparta las barreras que has forjado
    olvida los celos que anidan en tu mente obtusa
    defiende tu postura con palabras

    Seca mis lágrimas con justicia
    acaba con mis dudas con respuestas
    tratame como a un igual
    déjame ser PERSONA...

    Cada gota de sangre derramada, cada lágrima robada, cada hueso roto, cada morado, cada losa puesta en una tumba, cada injusticia, es culpa del maltratad@r, pero también tenemos, los demás, algo de responsabilidad, si no actuamos de alguna manera; denunciando, gritando, ayudando, colaborando...

    MALTRATO, DISCRIMINACIÓN
    Racismo, xenofobia, machismo... tantas y tantas injusticias...

    GRACIAS Y BESOS
    Silvia,"Paseando por Terra"

17 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sólo desde la libertad y la igualdad se puede amar de forma madura.
Lo demás, es malo para cada una de las partes y para la relación.

DianNa_ dijo...

Pedro Ojeda Escudero, tienes mucha razón y para eso hace falta educación...

Besos, niño :)

Silvia

El Ente dijo...

nadie es dueño de nadie y menos anulando la personalidad y la libertad de otra persona.

Teneis todo mi apoyo para lo que necesiteis.

Un abrazo y un beso Silvia!!

Ana dijo...

se me han puesto los pelos de punta...para lo que necesiteis aqui teneis una enfermera concienciada

Oteaba Auer dijo...

Déjame ser persona...una estremecedora súplica pedir a otro algo que pertenece por derecho propio...
Me parece interesantísimo que los monos de Nikko, por sus gestos considerados como la negación en abstracto, haya servido para reivindicar algo positivo tan importante como es la libertad.

Mal bicho dijo...

todas las que has puesto apestan, deberiamos cambiar el mundo.

tequila dijo...

y no callar hasta que cada persona lo consiga

Veca dijo...

Es un poema precioso, lástima que tenga el trasfondo que tiene.

PROHIBIDO CALLAR!!

manuel-tuccitano dijo...

El diálogo, es fundamental, si se pierde se pierde todo... no se puede hacer valer la ley del más fuerte...enhorabuena por la iniciativa...saludos

Euphorbia dijo...

Educación para ir erradicando este gran problema social, esa es la clave: enseñar a respetar.
Una gran iniciativa.
Un beso

DianNa_ dijo...

Gracias a todos por uniros al grito.

Besos

Silvia

Enredada dijo...

Genial escrito, para pensar, para luchar contra lo que por fin debe terminar...
besos

CaminanteDeNoche dijo...

Creo que la educación no solo social sino en la familia, tiene mucho que ver, concienciar en las escuelas y las familias a los hijos para corregir ciertos comportamientos sociales que pueden favorecer la discriminación y la violencia, y que por desgracia, mucha gente los considera normales o que son cosas sin importancia, incluídas muchas mujeres...

Buena iniciativa y buen grito.
Besos

MARISA dijo...

loko me dejaste boquiabierta, no me tienes acostumbrada a estos textos niño... me ha gusta o muxo!! (en mi blog puedes conocer mi voz guapo)

manzacosas dijo...

Hola. Me parece que no nos conocemos, al menos que recuerde es la primera vez que visito este blog. Me parece interesante y, desde luego, me uno a todo movimiento antiviolencia, del género que sea. Un saludo desde Burgos. Manzacosas

ANA dijo...

Debemos pensar que las personas maltratadas, no callan porque quieren, callan por miedo, creo que debemos ayudarlas a superar ese miedo que las obliga a callar.
Están demasiado familiarizadas con la palabra PROHIBIDO, porque tienen prohibido todo lo que esté relacionado con ellas como personas, están anuladas como tales.
Debemos enseñarlas que el miedo las borra de la sociedad a la que pertenecen, al mundo en el que viven, y que forman parte de él, que deben superar ese miedo, y denunciar cualquier alarma que tenga connotaciones de violencia hacia ellas por pequeño que sea.
Y decirles que tienen el apoyo de toda la sociedad, que tienen muchos amigos que las van a apoyar.
Que no están solas, y que entre todos las ayudaremos a superar el miedo para que vuelvan a ser personas.

Markesa Merteuil dijo...

Al hilo de lo que acabas de comentar, Ana, me gustaría añadir otra cuestión. Muchas víctimas no hablan porque no son conscientes de que lo son. Porque les han inculcado tanto su papel en pareja, desde la niñez, que creen que es normal lo que les pasa o que creen incluso que merece lo que les pasa. De ahí que sea tan necesario crear conciencia en la igualdad de derechos.

Pensaba hacer un post acerca del profesor Neira, ahora que parece que mejora, y de la presunta víctima que defendió. Ella se autodefine como no víctima y cree que la víctima real es su pareja, porque es adicta. Ve como víctima a alguien que agrede. Y cree que la drogadicción es un atenuante. Cree que bastante hace con no consumir a su lado. De lo que no se da cuenta es de que si su pareja actúa violentamente con un desconocido, nadie le garantiza a ella que ella no será el próximo blanco de su ira.

Pero ella asume que el lenguaje que otros desde fuera pensaron que derivaba en maltrato no es lesivo hacia ella. Y cree esto porque le parece normal.

Tal vez no sea víctima física de su pareja, pero sí es víctima de una sociedad que la ha alentado a creer que determinados comportamientos son excusables.

Muchos, cuando nos enamoramos, tendemos a disculpar todo. Y, cuando nos damos cuenta de que se están sobrepasando límites, ya es tarde, lamentablemente ya es tarde.