martes, 9 de septiembre de 2008

Una más...

Ayer se publicó una de tantas noticias sobre violencia de género y una vez más esa violencia se ejerció en presencia de menores.
En A Coruña, la Policía Nacional detuvo a un hombre que no respetó la orden de alejamiento y agredió a la actual pareja de su ex –mujer en presencia de los hijos de ambos.
El “presunto” agresor los vio llegar en un coche, los interceptó en un semáforo, abrió la puerta del turismo y empezó a golpear a su víctima.
Que pensamientos cruzarían por la mente de esos niños al ver que es su propio padre el “presunto” agresor, el “presunto” delincuente.
Este hombre tiene una orden de alejamiento lo que indica que probablemente estos menores hayan tenido que vivir episodios anteriores de violencia.
Es terrible pensar que van a tener que convivir con estos recuerdos, que quien destroza su infancia sea su propio padre...

11 comentarios:

Veca dijo...

Es una de las tantas noticias que te ponen los pelos de punta, pensando sobre todo en qué recuerdos guardarán esos niños con el paso del tiempo....

Dorn dijo...

que triste y terrible, lo más lamentable es que es un cuento de nunca acabar, generalmente los niños que viven estos episodios acaban viviendo lo mismo cuando son adultos.

Bito dijo...

Son mucho más fuertes de lo que nos creemos. Por suerte el dramatismo o el miedo no es todavía una de sus taras.

(aunque por supuesto sufran).

Un saludo,

david guzmán dijo...

y que podemos esperar muchas resultas de estos recuerdos:
Homosexualidad (aunque me incluya y me duela)
Delincuencia.
Drogas.
Y tantas y tantas cosas.
Qué culpa tienen carajo?

JoPo dijo...

no keda otra, leyes mucho, mucho, mucho mas duras

Thiago dijo...

Bueno, he caído en este blog por recomendación y después de leer el de JOPO, me parece una causa estupenda y que merece todo el apoyo..... Un saludo.

Duquesa de Katmandu dijo...

Es terrible que siempre sean catalogados como "presuntos"... porque todavía en algunos imaginarios los actos delictivos de esta "gente" no son vistos como delitos, sino como comportamientos "enfermos".

Beso,

Noemí Pastor dijo...

Hola, paso por aquí por primera vez y quiero dejar un saludo solidario. La violencia tiene muuuuuchas caras.

Mai dijo...

Lamentable...
Uno no elige a su familia, es así...
Esta es una de las partes de nuestra realidad que tanto duelen...

Markesa Merteuil dijo...

Lamentablemente no sólo es su padre quien destroza su infancia. Somos todos, porque esa madre no se siente amparada para alejarse, porque nadie le ofrece el apoyo, porque alguien la ha denigrado anteriormente y la ha convencido de que lo que le tocó vivir entra dentro de la normalidad. De ahí la importancia de desterrar determinados vocablos de nuestra forma de hablar, de dirigirnos al otro... Nunca podemos usar el insulto de modo cariñoso. Nunca.

miquelet dijo...

Esa "cosa" (también llamada a veces "persona"), ha perdido la única cosa que le otorgaba cierto poder. Ahora ya no le queda nada que perder. Ello, unido a su nula sesera, provocan estos actos. ¿soluciones? No sé. ¿Como poner leyes contra una alimaña (con todo mi respeto hacia esos animalillos por compararlos con las "cosas")?

Saludos.